¿Por qué conviene tener un segundo par de anteojos?

Cuando se trata de ropa, calzado o carteras, siempre tenemos más de una. ¿Por qué no hacemos lo mismo con los anteojos? Tener un segundo par de gafas te puede salvar de un montón de situaciones difíciles, además de que te da la oportunidad de variar tu look.

Imaginate que te vas de vacaciones, y tu único par de anteojos se pierde o se rompe, y no contás con la receta para hacerte unos nuevos (¿quién piensa en llevar la receta en sus vacaciones?). ¿Qué hacés en un momento así? En especial si dependés totalmente de tus gafas para poder ver.

Lo mismo pasa si usás lentes de contacto: cómo te las arreglás si se te pierde uno (algo muy común), y no tenés repuesto, o la receta? En ambas situaciones, tendrías que salir a buscar un oftalmólogo que te pueda hacer la receta, para luego comprarte unos lentes nuevos.  Quizás con lentes de contacto lo puedas resolver, si sabés perfectamente tu graduación y viajás dentro del país, pero aún así puede que no tengan stock y demoren días en conseguirlos.

Ni que hablar si estás en otro país, con otras reglas, donde quizás ni siquiera hablen tu idioma, la situación se complica sobremanera. Y perder el tiempo en tu viaje soñado en resolver esta contingencia o, peor aún, estar días sin poder conseguirlos, aleja por completo a las vacaciones del relax que uno espera.

Es en estos casos donde tener con un segundo par de anteojos se vuelve tan importante, es mejor prevenir, no correr el riesgo de pasar un mal momento o andar preocupándote de recetas o médicos, y saber que contás con otro par de anteojos hechos a tu medida y a tus necesidades (y por supuesto llevarlos en la valija o bolso de mano). Esto es especialmente importante si tu graduación es elevada pero de cualquier modo siempre tener una dificultad en la visión es incómodo.

¡Tener un segundo par de gafas también te puede ayudar a generar un cambio a tu look! Podés tener un par de estilo más clásico para el trabajo, y otro más alocado para salir con tus amigos. Como ves, invertir en un segundo par de anteojos tiene un montón de beneficios! No esperes más y encargalos antes de salir de vacaciones.