Cómo cuidar tus ojos en el verano

El verano, en especial las vacaciones, es el momento que esperamos durante todo el año para disfrutar al aire libre, y si lo permite, visitar playas y pasar el tiempo en la pileta. Y así como cuidamos nuestra piel con cremas para protegerla de los rayos ultravioletas, los ojos también necesitan sus cuidados.

No podemos dejar de recalcar la importancia de proteger los ojos de los rayos UV del sol, en especial en los días de ola de calor, cuando el índice UV está entre “alto” e “intenso”. Es imprescindible en estos casos el uso de anteojos de sol, tanto en adultos como en niños. En especial en niños, que son los que pasan más tiempo al aire libre, y son más vulnerables a los efectos nocivos de estos rayos, ya que como sus retinas son más transparentes, les entran más cantidad de luz.

Pero cuando de anteojos de sol se trata, no sirve comprar cualquier cosa. Es fundamental que las gafas de sol estén homologadas (cumplan con los requisitos básicos de protección), de lo contrario, pueden producir más daño que beneficio. Esto aplica para los anteojos comprados en la vía pública, como kioscos, farmacias, incluso jugueterías, y la misma calle. Estos anteojos pueden ser baratos, pero sus lentes pueden ser de plástico oscuro sin ningún tipo de protección Uv, lo que hace que la pupila se agrande e ingrese más luz nociva, incrementando las chances de dañar la retina.

Otro lugar que solemos visitar durante el verano, es la pileta. Si te vas a meter al agua (esto aplica también para el mar), usá antiparras o anteojos de buceo, ya que el cloro de las piletas causa irritación en los ojos. Además, en el agua viven bacterias que propician las infecciones oculares. Es muy común escuchar que durante el verano aumentan los casos de conjuntivitis, y es por este motivo: el ojo está protegido por una película lagrimal, si ésta se ve alterada por el cloro o la exposición al sol excesiva, ahí se genera la conjuntivitis, y también queratitis. Por eso, para evitarte problemas y disfrutar tus vacaciones al máximo, no te olvides tus antiparras y anteojos de sol!