Vuelta al cole con Miraflex

Tener una visión óptima es fundamental para los chicos en edad escolar, ya que los problemas visuales pueden traducirse en falta de atención, problemas para estudiar o aprender, y hasta dificultad para sociabilizar con el resto de la clase. Un diagnóstico a tiempo sumado a un tratamiento adecuado te garantiza que el problema de visión de tu hijo no interfiera en el desempeño escolar.

A la hora de comprar anteojos para chicos, es aconsejable que el niño participe de la selección del armazón, de esta manera puede elegir un modelo que le guste, y así te asegurás de que va a usar sus anteojos. Como padre es importante que te fijes del aspecto práctico y seguro del anteojo, más allá de su aspecto, por eso te recomendamos la marca Miraflex.

Los anteojos Miraflex tienen una mezcla de calidad, funcionalidad, seguridad y estética; mientras corrige el problema visual del niño, le permite realizar todas sus actividades diarias, inclusive las deportivas.

Miraflex recomienda el uso de armazones de material flexible y sin partes metálicas(por seguridad y comodidad) para niños hasta los 5-6 años de edad. Para chicos más grandes se pueden elegir otros materiales como el acetato, nylon, grilamid o metal.

Para actividades deportivas son ideales las monturas flexibles y resistentes sin partes metálicas, como los Miraflex, que además no se deforman ni se abren, evitando frecuentes arreglos y asegurando siempre su estabilidad y calce perfecto. Además, estos armazones cuentan con una faja para sujetarse a la cabeza del niño; esto es muy práctico, en especial para chicos que están en constante movimiento!

Los anteojos de Miraflex tienen en cuenta el tamaño del armazón en relación a la cara del niño, la distancia de sus ojos, el puente de la nariz, y el largo de la varilla, todo para asegurar que la corrección óptica ayude al niño, y no sea un obstáculo para sus actividades diarias.