Antiparras: Tipos de lentes y tratamientos para nieve

El mes pasado hablamos sobre las características especiales que deben tener los anteojos y antiparras para la nieve (link a nota). El estilo y la forma de los mismos son importantes, pero hay ciertos requisitos que los lentes deben cumplir para proteger los ojos adecuadamente, y que son claves a la hora de elegir, por ejemplo los rayos ultravioletas. Que un anteojo sea oscuro no quiere decir que tenga protección contra la radiación ultravioleta, por eso es fundamental comprar gafas o antiparras homologadas que te aseguren que tienen protección UV 100%.

Otro factor es la cantidad de luz visible que pasa por el lente. Existen 5 categorías, del 0 al 4. Cuanto más baja la categoría menos protege de los rayos solares. Es importante usar la categoría correcta para no exponer los ojos a mucha luz visible.

Los lentes polarizados son otra opción válida, ya que protegen los ojos del reflejo del sol en la nieve y del deslumbramiento. Esto no solo es importante porque evitan lesiones en la retina que pueden tener consecuencias a futuro, sino porque evita accidentes en la nieve. Ante posibles caídas o accidentes, los lentes de policarbonato son los más seguros, ya que tienen una resistencia superior.

Hay muchos factores a tener en cuenta, pero no quedan dudas de que ambos son imprescindibles para la práctica de los deportes invernales, o incluso cuando solo estás expuesto al resplandor del sol en la nieve. En Óptica Nueva Visión somos expertos en antiparras y anteojos para usar en la montaña, podemos asesorarte!