Tipos de lentes de contacto

Los lentes de contacto son la opción perfecta para la persona que necesita corregir su visión, pero no quiere usar anteojos. Gracias a los avances de la tecnología, hoy existen muchos tipos de materiales, diseños y características para hacer la experiencia más placentera, al punto de olvidar que se los está usando.

Los lentes de contacto que más se usan son los blandos, de polímero tipo gel con contenido de agua, llamado hidrogel. Son muy delgados y maleables y se amoldan a la superficie anterior del ojo.

Estos lentes se pueden conseguir en muchos diseños, dependiendo del uso que se le quiera dar:

Lentes de contacto esféricos: para corregir la miopía (visión de cerca) o hipermetropía (visión de lejos).

lentes de contacto blandos tóricos: corrigen astigmatismo, así como miopía o hipermetropía, gracias a sus diferentes poderes en los distintos meridianos del lente.

Lentes de contacto multifocales: corrigen la presbicia, así como la miopía o la hipermetropía.

Lentes de contacto cosméticos: estos abarcan los lentes de colores hasta los lentes de contacto de efectos especiales (con dibujos, para Halloween, etc).

Los lentes de contacto se pueden personalizar para los que tienen dificultades de adaptación. En próximos meses te vamos a contar más sobre las últimas novedades en lentes de contacto.