Anteojos de sol para niños

Está comprobado que la mayoría de los niños no usan anteojos de sol, cuando en la realidad, son los más vulnerables. Los ojos de los niños todavía están en desarrollo, por lo que la acumulación de radiación ultravioleta y la falta de cuidados correctos desde el comienzo,  inciden en la aparición de enfermedades visuales en el futuro.

Es importante recalcar que los anteojos que se venden en jugueterías, kioscos o en la calle son los menos indicados (para todos, no sólo los niños) ya que en muchos casos no cuentan con ningún tipo de protección contra los rayos UV del sol. Los únicos válidos son los anteojos homologados que se pueden conseguir en ópticas especializadas.

A la hora de elegir anteojos de sol para niños, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Deben tener filtro UV
  • El tamaño del lente debe ser proporcional con la cara del niño
  • Averiguar sobre los diferentes tipos de cristales, se recomiendan los de policarbonato u orgánico, ya que pesan poco y son duraderos.
  • Consultar sobre los diferentes tipos de armazones y cuál conviene para la piel del niño. Existen armazones hipoalergénicos, para chicos que tienen la piel excesivamente sensible. Lo importante es que el armazón sea cómodo y liviano de llevar para el niño. Fijarse que los lentes de sol cuenten con la mayor protección lateral que se pueda.
  • Si los anteojos son para un bebé o niño muy pequeño, se recomienda que disponga de una goma elástica para poder ajustarse bien y evitar que se caiga.

Ahora que falta poco para el verano y las vacaciones es importante estar preparado! Pero cabe recalcar que los anteojos de sol no son un complemento exclusivo de los meses calurosos, se deben usar todo el año. En Ópticas Nueva Visión contamos con varios modelos de anteojos de sol para niños, en especial en la sucursal de San Isidro, que tiene un espacio exclusivamente infantil en el primer piso! Conocela haciendo clic acá!