¿Cómo comprar anteojos para niños?

Tu-hijo-necesita-gafas_articulo_landscapeCuando el oftalmólogo recomienda que el niño comience a usar anteojos se plantean 2 factores: el anatómico y el estético, ambos muy importantes para el chico. A muchos niños no les gusta usar anteojos, en una época generaba burlas en el colegio y probablemente a los padres nos haya quedado esa imagen congelada en el tiempo. Pero en un mundo donde la moda manda, hoy en día los anteojos se han transformado en un accesorio más de la vida diaria, y gracias a los diferentes modelos llenos de color y con diseños divertidos, los chicos le están empezando a perder el miedo. Es importante escuchar las necesidades del niño (o adolescente) y también sus gustos, para así adquirir un producto funcional, cómodo y atractivo, y que por supuesto cumpla la función principal, que es mejorar la salud visual. Lo cierto es que, dependiendo del grado en que los anteojos son necesarios, la sensación de ver mucho mejor a veces es poderosa y llama tanto la atención a quienes dan sus primeros pasos que acaban usando los anteojos con gusto.

Sobre el aspecto anatómico, los factores a tener en cuenta son el color de la piel, el tipo de rostro, la distancia interpupilar, el tamaño del puente, la distancia entre el frente y las patillas, entre otras cosas. El material debe ser resistente, por las actividades que los chicos realizan a diario. Es primordial que tengan  filtro de rayos ultravioleta para proteger sus ojos de la luz del sol, y para mayor resistencia y durabilidad, un recubrimiento anti rayas. A medida que van creciendo y el factor estético se vuelve más importante, los jóvenes pueden llegar a pedir unos lentes polarizados o con antirreflejo.

Los anteojos tienen que  estar bien ajustados a la cabeza, no deben deslizarse por la nariz, y por las dudas se recomienda usar accesorios como correas que se ajustan alrededor de la cabeza. Como los chicos suelen ser inquietos, hay grandes chances de que los lentes se caigan o se pierdan, por lo que aconsejamos que tengan un par de anteojos de repuesto.

Si a tu hijo le cuesta adaptarse a los lentes, es ideal que empiece de a poco, por un par de horas seguido de períodos de descanso, para luego ir aumentando el uso. Es importante hacerle entender que es muy importante para su vida y salud visual, y que los anteojos pueden ser divertidos y de moda, además de útiles.

Las opciones son casi infinitas, los niños y jóvenes no tendrán ningún problema en encontrar unas gafas que combinen con su rostro y estilo de vida. Para hacer este proceso más fácil y disfrutable, en Óptica Nueva Visión tenemos un salón  en nuestra casa central de San Isidro con una decoración acorde a los gustos de los chicos para que se sientan cómodos y pasen un buen momento eligiendo sus anteojos, con la más grande variedad de anteojos de sol y de receta para niños. Visitanos!

Fuente: http://www.ryk.cl/anteojos-opticos/anteojos-para-los-mas-pequenos