Los videojuegos mejoran el “ojo vago”

videojuegosLa ambliopía (también conocida como “ojo vago”) es un problema visual muy común en los niños. Es una disminución de la visión que se da cuando uno o ambos ojos envían una imagen borrosa al cerebro, por lo que éste aprende a ver “borroso” con ese ojo, aun cuando esté usando anteojos. La ambliopía puede ocasionar pérdida de visión si no se trata a tiempo. Es muy importante empezar el tratamiento lo más temprano posible porque el mismo es mucho más efectivo hasta los 8 años. De todas maneras, el cerebro puede “reaprender” a ver, mejorando la visión, ya sea con el uso de anteojos o lentes de contacto, o con el uso de un parche o gotas que emborronan el ojo que ve mejor, así se obliga al niño a usar el ojo débil y reforzarlo.

Recientemente se presentó un estudio que prueba que el uso del videojuego junto con el tratamiento estándar para el ojo vago ayuda a mejorar esta alteración visual. Este estudio fue realizado por una clínica oftalmológica de la India y fue presentado en la Academia Americana de Oftalmología, donde prueban que jugar videojuegos mientras se usa el parche estimula más el cerebro, lo que produce una recuperación más rápida y con mejores resultados.

En el estudio participaron niños con edades que iban de los 10 y los 18 años, y luego de un año de pruebas se logró mejorar significativamente la visión de un tercio de los participantes, mientras que el 60% había mostrado alguna mejoría.

El procedimiento fue sencillo: el paciente debía usar durante una hora el parche en el ojo fuerte mientras jugaba a videojuegos. Esto es un gran aliciente para los niños, padres y doctores, ya que para que el tratamiento sea efectivo el paciente tiene que colaborar, y los niños por lo general son reacios a usar el parche, pero si se lo combina con videojuegos, los chicos están más dispuestos participar.

La ambliopía es difícil de corregir, pero no imposible: es importante tratarla a tiempo, ya que los problemas de visión en los chicos afectan negativamente su vida escolar y nivel académico. En caso de duda siempre consulta con un oftalmólogo.