¿Cómo evitar que los anteojos se rayen?

tips-cuidado-anteojos

Todos los que usamos anteojos sabemos lo molesto que es que estén llenos de rayones, por eso les traemos unos tips para evitar las rayas de los anteojos.

Para empezar, es importante limpiar los lentes de manera adecuada, o sea, no usar cualquier tela o servilleta o el borde de la remera para hacerlo, esas telas, por más suaves que parezcan, rayan los cristales. La manera correcta de limpiar los lentes, si el cristal tiene tratamiento antireflex como la mayoría de los actuales, es con un producto específico para esos cristales que se encuentra en cualquier óptica. Si no contara con él solo se recomienda agua y secarlos con papel tissue. El paño tipo microfibra que viene con los anteojos se usa para limpiar los anteojos en seco, nunca para secar. Para más información, mira el video que acompaña este newsletter donde podrás ver cómo se limpian los anteojos.

En el caso de los anteojos de sol otro factor a considerar es el tipo de lente, o sea si es de cristal, policarbonato u otro material. Hoy en día la mayoría de los cristales están hechos en policarbonato, ya que es más liviano y menos propenso a romperse, y además es flexible.

Pero si a pesar de todos los cuidados, la superficie del lente se rayó, ¿qué hacer? Muchas personas aconsejan limpiar la superficie con dentífrico, ceniza de cigarrillo, pulidor, limón, bicarbonato y agua, cera, etc. La verdad es que si usas esos productos dañarás los anteojos todavía más.

Lamentablemente, una vez que se rayan los lentes es casi imposible sacar los rayones. Muchos de los productos que dicen que “sacan las rayas” están fabricados a base de polímeros, que están hechos con carbono, igual que el plástico, pero esto lo único que logra es “tapar” el rayón, haciendo de parche, lo que es contraproducente porque bloquea la luz y la visibilidad.

También si el anteojo se rayó es posible cambiar los cristales, servicio que presta Nueva visión ópticas y que es una buena opción. Es importante no usar anteojos rayados ya que produciría una fatiga visual que puede traer dolores de cabeza y otros síntomas. Se puede solicitar un diagnóstico de rayas en Nueva visión ópticas para saber si tus anteojos están aptos para seguir usándose o bien los cristales requieren un cambio. Si querés saber más sobre los anteojos y las posibilidades de limpieza, reparación o mantenimiento, acércate a nuestros locales donde podrás ser asesorado por profesionales.