La venta callejera perjudica tus ojos

venta-ambulante-gafas-de-sol

 

En verano el uso de antejos de sol aumenta, y con él la compra de anteojos truchos en la calle. Estos anteojos se venden en cualquier parte: quioscos, jugueterías, farmacias, la calle misma, etc, pero la mayoría de las personas que los compran no tienen idea del daño que pueden producir a sus ojos.

Es verdad de que son más económicos, pero eso es porque están hechos con materiales de baja o ninguna calidad, pero por sobre todo, los lentes no cuentan con ninguna protección contra los rayos UV del sol, todo lo contrario, ya que al no tener filtro pero ser lentes oscuros o teñidos de color, aumentan el tamaño de la pupila del ojo, dejando pasar más radiación de la que entraría sin ningún anteojo. Con los niños hay que ser doblemente cautelosos, ya que sus ojos dejan pasar mucha más luz que los de los adultos, por lo cual los rayos UV son más dañinos para ellos.

Todo esto genera a futuro trastornos en el globo ocular, como cataratas y degeneración macular, y en el presente inmediato puede provocar queratoconjuntivitis y queratitis, entre otras afecciones.

Hace poco, la Legislatura porteña aprobó una ley que regula la compra de anteojos de sol, prohibiendo toda venta salvo en ópticas y locales afines habilitados, salvo que sean productos como visores, antiparras, y máscaras para trabajos o actividades deportivas, que no usan “lentes oftálmicas”. Así y todo, muchas personas desafían las leyes y siguen vendiendo anteojos en la vía pública, posicionando la venta de anteojos ilegal en el segundo lugar de los productos más vendidos en los puestos callejeros.

Ayudá a luchar contra la venta callejera adquiriendo tus anteojos, de sol y recetados, en ópticas especializadas.