¿Cómo proteger los ojos en invierno?

proteger-ojos

 

Durante el invierno los ojos están expuestos a factores externos que pueden perjudicar su salud, provocando ardor, sequedad, picazón y visión borrosa. Es fundamental tomar precauciones y prevenir cualquier molestia que pueda transformarse en el futuro un una complicación peor.

Es común que en invierno la gente se encuentre en lugares cerrados con calefacción, lo que reduce la humedad del ambiente, produciendo sequedad en los ojos. Para evitar esto hay que parpadear a menudo para hidratar el ojo, y utilizar colirios humectantes o lágrimas artificiales en caso de sequedad severa. Estos forman una película protectora sobre la córnea para que esté húmeda; es muy importante en pacientes que usan lentes de contacto.

Ya en la calle, el clima frio y los fuertes vientos también secan los ojos, por eso se recomienda usar anteojos de sol, ya que con ellos también proteges los ojos de los rayos Uv del sol, que son tan fuertes y dañinos durante los días fríos, como durante el verano.

Si te vas de vacaciones a lugares con nieve, hay que usar anteojos (o antiparras, en el caso de los esquiadores) cuyos cristales filtren la radiación solar ultravioleta. Recuerda que la nieve refleja más del 80% de la luz solar, incluida la radiación ultravioleta, y la sobre exposición puede producir irritación en la superficie de la córnea y la conjuntiva, generando úlceras corneales.

Resumiendo, la mejor manera de proteger tus ojos durante el invierno es:

-no frotarse los ojos

-parpadear con frecuencia para incentivar la producción de lágrima natural

-usar colirios o lágrimas artificiales en caso de que notes cansancio en los ojos, ardor, o la sensación de que tienes una basurita en el ojo

-no poner la calefacción muy fuerte, o si se puede, usar humidificador. Airea los ambientes a menudo.

-en caso de tener un cuerpo extraño en el ojo, lávalo con suero fisiológico