Errores que no debes cometer con tus lentes de contacto – Parte 2

lentes-de-contactoSiguiendo con nuestra nota del mes anterior retomamos con otros secretos y consejos para que mantengas y manipules de manera correcta tus lentes de contacto, evitando así inconvenientes!

-Usar lentes de contacto o el líquido, ya vencidos: el líquido de lentes ya vencido no tiene las propiedades para conservar y desinfectar, por lo que lo más probable es que la lente nos moleste antes de tiempo o peor, corramos el riesgo de tener una infección. Lo mismo aplica a los lentes de contacto: ya caducados, pierden sus

propiedades y no se puede garantizar que estén en condiciones de colocarlos en nuestros ojos, corriendo riesgos innecesarios. Lo ideal sería que anotes en alguna agenda el día que abriste el líquido para lentes (por lo general caducan a los 60 días), o el lente de contacto, o mejor aún que directamente escribas en el día que vence. Te recordamos que hay lentes de contacto mensual, diario, quincenal, anual etc.

-Dormir con los lentes de contacto blandos, o usar las lentes demasiadas horas: para que los ojos funcionen correctamente, es muy importante que obtengan la cantidad necesaria de oxígeno todos los días. Las nuevas tecnologías en lentes de contacto hacen posible que pase bastante cantidad de oxígeno a través de ellas para que llegue a nuestros ojos. Pero la mejor forma de oxigenarlos completamente es quitando los lentes, algo que debemos hacer todos los días. Si querés dormir con los lentes puestos, te podemos asesorar por las más adecuadas para hacerlo, ya que existen en el mercado lentes aprobadas para ello, asegúrate nunca ir a dormir con los que no están diseñados expresamente con ese fin.

-No revisar tus ojos cada 6 meses: a veces sucede que te va bien con un lente de contacto y de repente comienza a producirte molestias. También, por un mal uso, puede que tengas alguna infección y no te hayas dado cuenta. Para evitar problemas lo ideal es hacer una revisión en la óptica cada 6 meses aproximadamente. Así evitas encargar unos lentes de contacto que no te van a ir bien, o previenes problemas serios que te pueden afectar más adelante!

-Comprar lentes online en lugares que no son ópticas: nunca olvides que los lentes son un producto sanitario y que si no son correctamente adaptadas y controladas por un contactólogo pueden producirnos serios problemas. Esto aplica tanto a lentes transparentes, de colores o de fantasía.

Fuente: https://cuidatuvista.com