¿Para qué sirven los lentes progresivos?

Con el tiempo, en especial a partir de los 40 años, el sistema acomodativo ocular va perdiendo flexibilidad, haciendo que la visión empeore. ¿Qué es la “acomodación ocular”?  Es la propiedad de nuestro sistema ocular para enfocar diferentes distancias de manera autónoma.

La capacidad de acomodación se va perdiendo con la edad, y ya desde los 40 años aproximadamente, comenzamos a notar dificultad para ver nítido de cerca. Esto se llama presbicia, también conocido como vista cansada. Sus síntomas son: necesidad de más luz para leer, dificultad para enfocar al leer, escribir o coser, o para enfocar de un objeto a otro, cansancio en los ojos, dolor de cabeza, tendencia a alejar los objetos para verlos mejor, y sensación de que las letras se mueven.

¿Cómo compensar esta pérdida visual? En Óptica Nueva Visión recomendamos el uso de lentes progresivos, también llamados multifocales. Estos lentes están diseñados para que puedas ver desde todas las distancias: lejos, cerca e intermedio, sin necesidad de cambiar de anteojos.

¿Cuáles son las ventajas de los lentes progresivos?

El uso de los lentes progresivos depende del grado de dificultad visual de cada uno, pero tengas alguna ametropía (hipermetropía, miopía, astigmatismo) o no y sólo tengas la vista cansada, los lentes progresivos tienen muchos beneficios:

  • Visión óptima para todas las dioptrías, sin importar los efectos refractivos que tengas.
  • Adaptación fácil e intuitiva. Ahora la transición entre graduaciones suele ser muy suave y natural.
  • Al tener todas las distancias de visión cubiertas en un mismo lente, no tenés que andar cambiando de anteojos a cada rato dependiendo de la actividad que hagas. Además, si sólo tenés vista cansada mejorarás mucho tus tareas de cerca y media distancia. Al parecerse tanto a la visión normal, los lentes progresivos te darán mayor confort en tu vida diaria, laboral, doméstica o deportiva.
  • Si no te gusta usar anteojos, también tenés la opción de usar lentes de contacto progresivos!

Fuente: http://www.tuoptometrista.com/