Los niños también deben usar anteojos de sol

La percepción que se tiene de los anteojos de sol cambia, al menos entre los adultos. En otra época, algunas personas consideraban que los lentes de sol eran un complemento de moda. A través de los medios de comunicación y la información ofrecida por los especialistas, se fue tomando conciencia sobre el daño que pueden ocasionar los rayos del sol y, por ello, se toman las medidas oportunas con mayor rigor. 

Los niños también deben usar anteojos de sol
Hasta un 90% de los niños no utiliza anteojos de sol de calidad.

Guido Müller, gerente de Ópticas Nueva Visión, afirmó que «en la actualidad los padres procuran proteger la piel de sus hijos con cremas solares, sombreros, etc., pero pareciera que piensan que los ojos no son tan importantes o que no tienen necesidad de protección. Según datos de varios estudios médicos hasta un 90% de los niños no utiliza anteojos de sol de calidad garantizada».

En el amplio sector exclusivo para niños del local de San Isidro (Chacabuco 284), el óptico especializado en pediatría aseveró que «proteger la salud ocular desde la infancia evitará la aparición de enfermedades asociadas a los ojos en la edad adulta. En los niños, los ojos son hasta 20 veces más sensibles de lo que puede ser la piel ante los rayos solares. Esta es una de las razones por las que se recomienda proteger los ojos de los niños con lentes de sol durante todo el año, aunque especialmente en verano». 

Por otro lado, se sabe que los niños están más expuestos al sol que los adultos durante los juegos de verano al aire libre y los baños en playas y piscinas. En consecuencia, reciben continuamente rayos UV y sus ojos, que son más vulnerables, empiezan a gestar problemas que acusarán en edad adulta. 

«Los oftalmólogos nos advierten que cuanto más pequeños son los niños más vulnerables son los ojos, por lo que es una necesidad que los niños lleven lentes de sol», afirmó Müller. 

«Los anteojos de sol infantiles que se venden en jugueterías, kioscos o en la vía pública no bloquean la radiación ultravioleta, ofreciendo, por lo tanto, una falsa sensación de seguridad. Con el agravante de que, al dilatarse la pupila, contribuyen a que las radiaciones nocivas penetren aún más en el interior del ojo. Los anteojos de sol no son un juguete, se deben adquirir siempre en establecimientos especializados. Solo las ópticas garantizan el 100% de protección», señaló. 

«Pero hay más: si no ponemos anteojos de sol a nuestros hijos, la radiación UV se va acumulando en los ojos. La cifra es muy elevada: hasta el 80% de la radiación acumulada se produce antes de que los niños cumplan los 18 años de edad. Esta acumulación deriva en un futuro padecimiento de enfermedades como la degeneración macular o las cataratas», agregó. 

La conclusión del especialista es incuestionable, la protección ocular con lentes de sol infantiles debe ser una tónica predominante hasta alcanzar la edad adulta. 

Los niños también deben usar anteojos de sol
Los lentes de sol infantiles no son un complemento de moda, sino una necesidad, resultan indispensables.

Es obvio que los lentes de sol infantiles no son un complemento de moda, sino una necesidad, resultan indispensables. Y como insistió Müller: «debemos recordar siempre que es necesario adquirir lentes de calidad, homologados por profesionales sanitarios y huir de los lentes baratos que se comercializan en puestos ambulantes, en las playas, negocios de ramos generales, etc. El fraude sobre la protección UV que ofrecen los lentes está a la orden del día». 

Consejos para adquirir anteojos de sol para niños

  • Adquirirlos sólo en ópticas
  • Exigir la marca CE como garantía de estándar mínimo de calidad
  • Ver bien especificado el número de categoría de filtro
  • Comprobar que los cristales tengan filtros que protejan de la radiación UV
  • Los mejores anteojos de sol son los que ofrecen la mayor protección lateral posible
  • Son aconsejables lentes marrones o grises (los que menos modifican los tonos)
  • Utilizar estuches resistentes a golpes y caídas

«En Nueva Visión Ópticas tenemos anteojos de muchos colores, tamaños y estilos. Seguro que se puede encontrar el modelo perfecto para cada niño o niña y asegurar la protección de sus ojos de los rayos UV», concluyó Guido Müller.

Fuente: Buena Praxis