¡Vacaciones! Cómo cuidar los ojos de los niños

Niño con anteojos de sol
Niño con anteojos de sol

A principios de este año realizamos una entrada muy detallada en nuestro blog que explicaba por qué los niños también deben usar anteojos de sol y la fundamental importancia de las gafas para los chicos.

Con la llegada de las vacaciones y el fin de año, nos pareció adecuado repasar y volver a explicar algunos de los factores más importantes a la hora de elegir un par de anteojos de sol para cualquier niño.

Nene con anteojos de sol

Los anteojos de sol no son simplemente un complemento de moda. Las gafas cumplen una función irremplazable que necesitan los ojos de todos los seres humanos: la protección de los rayos nocivos del sol. Los ojitos de los chicos son muchísimo más vulnerables que los de los adultos y, si no se toman las precauciones adecuadas, pueden comenzar a sufrir daños ya desde pequeños.

Existen diversos tipos de anteojos de sol para chicos y muchos lugares donde adquirirlos.

«Los anteojos de sol infantiles que se venden en jugueterías, kioscos o en la vía pública no bloquean la radiación ultravioleta, ofreciendo, por lo tanto, una falsa sensación de seguridad. Con el agravante de que, al dilatarse la pupila, contribuyen a que las radiaciones nocivas penetren aún más en el interior del ojo. Los anteojos de sol no son un juguete, se deben adquirir siempre en establecimientos especializados. Solo las ópticas garantizan el 100% de protección», remarca Guido Müller, gerente y óptico de nuestra sucursal central de San Isidro.

Anteojos de sol para niños – Rusty / Modelo California
Anteojos de sol para niños – Rusty / Modelo Apach
Anteojos de sol para niños – Rusty / Modelo Yei Yei
Anteojos de sol para niños – Rusty / Modelo California
Anteojos de sol para niños – Rusty / Modelo Apach
Anteojos de sol para niños – Rusty / Modelo Yei Yei

Consejos para adquirir anteojos de sol para niños

  • Deben tener filtro UV.
  • Averiguar sobre los diferentes tipos de cristales, se recomiendan los de policarbonato u orgánicos, ya que pesan poco y son duraderos.
  • Consultar sobre los diferentes tipos de armazones y cuál conviene para la piel del niño. Existen armazones hipoalergénicos, para chicos que tienen la piel excesivamente sensible. Lo importante es que el armazón sea cómodo y liviano.
  • Si los anteojos son para un bebé o niño muy pequeño, se recomienda que disponga de una goma elástica para poder ajustarse bien y evitar que se caigan.
  • Adquirirlos sólo en ópticas.
  • Exigir la marca CE como garantía de estándar mínimo de calidad.
  • Comprobar que los cristales tengan filtros que protejan de la radiación UV
  • Los mejores anteojos de sol son los que ofrecen la mayor protección lateral posible.
  • Son aconsejables lentes marrones o grises (los que menos modifican los tonos).
  • Utilizar estuches resistentes a golpes y caídas.

En Nueva Visión Ópticas, en la sucursal de San Isidro, contamos con un espacio exclusivamente para niños en el primer piso. ¡Conocelo!