Qué son las lentes multifocales

Qué son las lentes multifocales
Qué son las lentes multifocales

Qué son las lentes multifocales y cómo funcionan

Las lentes multifocales son lentes artificiales que se usan para sustituir el cristalino del paciente cuando este no funciona correctamente. Esto es un problema que sucede con el paso del tiempo, que hace que el cristalino se vuelva opaco (causando cataratas), o que pierda capacidad de enfocar adecuadamente (presbicia o vista cansada).

Las lentes multifocales permiten al paciente ver a diferentes distancias gracias a unos círculos concéntricos o escalones tallados en su superficie. De esta forma, la propia lente cuenta con varias graduaciones al mismo tiempo, lo que permite que los pacientes que las usan puedan ver bien tanto de cerca como de lejos, como a una distancia media si estamos hablando de lentes trifocales.

Cómo se implantan las lentes multifocales 

Las lentes multifocales sustituyen al cristalino natural del ojo del paciente. Esto se hace mediante una cirugía indolora gracias a que el ojo permanece anestesiado durante toda la operación. Poco después de la cirugía (que se realiza primero en un ojo y pasados unos días en el otro), el paciente. Puede realizar sus actividades diarias con completa normalidad y, habitualmente, sin necesidad de usar gafas ni de cerca ni de lejos.

Para quiénes están indicadas las lentes multifocales

Principalmente, este tipo de lentes se utilizan en pacientes con presbicia o vista cansada. Este problema de la vista está asociado a la edad, y lo empieza a sufrir la mayoría de la población a partir de los 45 años de edad, aunque llega a su máximo desarrollo en torno a los 60 años, aproximadamente. 

La presbicia o vista cansada impide que el paciente vea correctamente de cerca, por lo que necesita utilizar gafas o lentes de contacto para ver bien en las distancias cortas. Gracias al uso de lentes multifocales, se consigue que el paciente recupere la visión de cerca y de lejos, incluso si tiene otros defectos refractivos asociados a la presbicia, como la miopía, la hipermetropía y/o el astigmatismo, sin necesidad de tener que usar dispositivos adicionales como gafas o lentillas. 

Además de los pacientes con presbicia, las lentes multifocales también están indicadas en el caso de pacientes con cataratas. En estos casos, el problema surge como consecuencia de que el cristalino del ojo pierde su transparencia, algo que suele suceder con la edad. En estos casos, como es necesario sustituir el cristalino por una lente artificial, se utilizan también lentes multifocales. Esto permite solucionar tanto los problemas de cataratas como de vista cansada al mismo tiempo, por lo que consigue que el paciente vea correctamente a cualquier distancia independientemente de su edad. 

Qué son las lentes multifocales
Qué son las lentes multifocales

Lentes bifocales y trifocales

Dentro de las lentes multifocales, cabe mencionar que existen dos tipos distintos:

  • Lentes bifocales: Este tipo de lentes cuenta con dos graduaciones (de cerca y de lejos). Son una buena solución para los problemas de presbicia, aunque es cierto que los pacientes pueden llegar a experimentar la presencia de halos en su visión (círculos de luz que pueden aparecer alrededor de las fuente de luz por la noche). 
  • Lentes trifocales: En este caso, como su nombre indica, se trata de lentes que cuentan con tres graduaciones (para ver de cerca, de lejos y también en distancias intermedias). Este tipo de lentes multifocales son las más usadas en la actualidad ya que, además de ofrecer una mejor experiencia de visión en el paciente gracias a las tres distancias, también solucionan gran parte de la visión de halos nocturnos que solía suceder en el caso de los pacientes a los que se les implantaban lentes bifocales.

De este modo, gracias al uso de lentes multifocales, se consiguen corregir los problemas de visión asociados a la edad y al envejecimiento natural del cristalino. Lo que permite a los pacientes recuperar la visión normal y seguir haciendo su vida diaria sin necesidad de utilizar gafas ni lentillas.

Fuente: Clínica Baviera

Más artículos
Anteojos Infinit - opticas
Infinit ultralight: livianos como el aire